miércoles, 29 de abril de 2015

Bell Hypoallergenic

Estoy probando muchas cosas nuevas entre ellas una base de Bell junto con su corrector.

Lo primero decir que lo único que había probado hasta ahora de esta marca es una base Illumi que me  gusto muchísimo y que estoy acabando, pero el tono no se llega a adaptar del todo a mi tono de piel. Siempre me pasa lo mismo con bases de este tipo, se me nota demasiado la diferencia de tono y aunque intento camuflarlo con polvos y bronceadores, no llega a adaptarse.

En esta ocasión he probado esta nueva base Hypoallergenic que tiene muy buena pinta.






La base aunque se ve un tono beige, me tira un poco a rosada porque mi cuello es muy amarillo.



con luz natural

con luz artificial



 todo difuminado queda muy bien integrado

Mi experiencia:
Aguanta muy bien las horas, no se vuelve oleosa, no se oxida y no parchea;  puntos que en una base miro bastante. Pero sigue sin adaptarse a mi tono de piel, el tono es el 03 y parecía que se asemejaba bastante por el pigmento amarillo y según referencias en otras usuarias, pero no.

Como base funciona genial, cubre medianamente bien, se asienta enseguida, tiene un acabado satinado ligeramente luminoso y he tenido que retocar los brillos pasadas las seis horas de maquillada.

El envase es de plastico duro imitando cristal con el dosificador que viene siempre muy bien. La textura es cremosa, espesa pero muy fácil de extender. Es una base confortable, con un acabado bastante bonito.


El corrector para mi gusto se queda corto de cobertura a pesar de que en un principio parece por la densidad que tiene, que va a cubrir bien, pero estaré acostumbrada a los de gran cobertura que este lo siento corto. Sin embargo, no forma muchos pliegues, ni reseca la zona, ni desaparece con el paso de las horas. Esto lo veo muy positivo ya que no es un corrector de larga duración. El tono que he escogido es el 02 y este sí lo veo perfecto. Cremoso, fácil de aplicar y difuminar. Su envase igualmente que la base, es plástico imitando cristal bastante resistente y con aplicador de esponja.



A pesar de no ser una base que me haya enamorado ni un corrector que diga : es el mío! son opciones muy buenas para uso personal.