sábado, 15 de enero de 2011

UN POCO DE MI....

 Pues como muchas de vosotras no me conoceis, he decidido abrirme un poquito para que sepais como soy, darme a conocer y sepais quién está detrás de este blog, aunque por el canal podeis ver más o menos como me muestro pero es cierto que nunca he dicho mucho de mí.. y como el blog es como mi diario compartido...


 Soy una mujer sencilla, pero a veces muy complicada.
No me gusta ir de compras, esperar largas colas en los probadores, o encontrarme en medio de una aglomeración donde te van pisoteando, y tienes que ir esquivando hombros y espaldas para poder pasar. No me gusta el olor a humanidad, no me gusta la soledad aunque a veces la eche en falta.
No me gusta la cocina, odio planchar, y me desagrada hablar con alguien que no me mira a los ojos.
Me gusta la sencillez pero también la elegancia,  el color rosa y turquesa, pero no son mis colores con los que me  suelo vestir , o decorar mi casa. Me gusta estar en familia, disfrutar de mis hermanas, ver crecer a mis hijos, aunque a veces me siento agobiada. Echo en falta muchas cosas, pero creo que tengo lo que escogí.

Soy ambiciosa y no me conformo con cualquier cosa, intento siempre mejorar mi situación, o mi calidad de vida , viendo como otros se conforman con lo que tienen e intentan vivir de esa manera aunque no les gusta.
Me encanta hablar con la gente, soy muy sociable, alegre y a veces, incluso, divertida diría yo...romántica, llorona, sensible pero muy dura. Me gusta el paseo pero a mi ritmo, me gustan las montañas  y ver como se pone el sol entre ellas, admirar los paisajes lindos de gracia y respirar el frío.
Me agobia el calor, la playa llena de gente, el agua caliente en verano, el aire seco, las camisetas de tirantes, y las piscinas sin hueco a las seis de la tarde!!
Me gusta ver llover a través de una ventana, el calor de una chimenea, soy fría por fuera pero ardiente por dentro.
Buena consejera de mis amigas, me gusta escuchar sus pensamientos, sus sentimientos y sus problemas, ayudar a aquellos que me llaman o no... Compartir todo lo que me gusta, y hacer las cosas según me apetece, y no hacer lo que otros dictaminan. No me gustan las modas, mi moda la creo yo, a mi estilo. No me gustan las órdenes, aunque a veces sé que tengo que acatarlas.
Me gustan los animales, aunque a veces me harta el trabajo que ello conlleva. La monotonía, el orden, y la organización, y eso que a veces mi vida puede llegar a ser un verdadero desastre.
Me gusta agradar pero no me importa lo que los demás piensen de mí.


Soy transparente, y no puedo demostrar lo que no siento. Aunque tenga problemas, siempre tengo una sonrisa, porque hay que vivir la vida, y triste no es bonita.

Soy gaditana, aunque no llevo en la sangre muchas de sus costumbres.

Me gusta sentarme en el paseo maritimo de mi pueblo, Barbate, donde el aire huele a sal, donde veo entrar los barcos en el puerto, las grandes olas rompen en la orilla y la playa está solitaria porque estamos en el mes de Enero y hace frío y viento y las olas son enormes, el mar embravecido, solo en el lejano horizonte se puede apreciar jovenes surfeando, y yo sentada en el banco de la jardinera fumandome un pitillo, y tomando un café de máquina, pensando en mis adentros y buscando un lugar donde relajar mi mente.

Pero ya no estoy allí, hace mucho que vivo en el centro de la penísula, primero  estuve unos años en Madrid, y me asenté en una provincia de Castilla la mancha, La Alcarria la llaman. Aquí no hay playas, pero sí un horizonte de montañas donde poder dejar volar mi mente sobre una serranía que desde lo más alto del pueblo se divisa la provincia de Madrid y su sierra.

Me gustan las flores, las rosas grandes y pequeñas, el verde campo y las margaritas. Tomar café a media tarde de primavera en mi jardín en compañía de mis amigas.


Me gusta el blanco y  el negro pero siempre me quedo con el gris.

Así y más es mi persona, hay muchas cosas que me gustan y cosas que odío como la hipocresía y la desconfianza, porque yo soy como el agua y muy confiada siempre pensando que la gente no tiene mala fé, y con el tiempo y la edad he aprendido a

Muchas gracias por leer